Buscar
  • NEUROHIPERCUBO

8 recomendaciones para un networking efectivo



Actualmente entre los emprendedores escuchamos continuamente la palabra networking como una herramienta indispensable para darnos a conocer y conectar, pero pocos sabemos muy bien qué es exactamente y cómo deberíamos de realizar esta actividad que para nada es nueva ni mucho menos, pero que ha tomado fuerza desde que le llamamos networking.


Básicamente es conectar con los demás, algo que debería ser muy sencillo puesto que lo hacemos todo el tiempo, desde pequeños y en cualquier lugar, pero resulta que no es una actividad fácil para todos y tampoco lo hacemos de una forma muy efectiva porque uno de los más grandes obstáculos para hacerlo, es el miedo de hablar con los demás, de contar nuestra historia, lo que hacemos y de relacionarnos con personas desconocidas y lo único que sí hacemos es acudir a reuniones en donde todos se entregan mutuamente sus respectivas tarjetas de presentación, las cuales probablemente quedarán arrumbadas o perdidas entre tantas y tantas más.


Networking es relacionarnos, es dar a conocer lo que somos y lo que ofrecemos, qué solucionamos y por qué somos diferentes, pero también es ser una persona con la que se disfrute estar, escuchar y conectar. Es tener una gran primera impresión con lo que decimos y el cómo lo decimos, es ser empáticos, creativos, disfrutables y recordables. Es relacionarnos mejor para crecer y crear vínculos sólidos.


Lograr ser vistos y que perciban que hablamos con conocimiento y con pasión, que sabemos de lo que hablamos y que además podemos ser personas muy interesantes más allá de lo estrictamente profesional generando lazos de confianza que puedan llegar a resultar en oportunidades laborales y quizá en amistades.


Lo más importante es perder el miedo y tener disposición para capacitarnos y aprender herramientas que nos ayuden a fortalecer esta maravillosa habilidad de la mejor manera empezando por nuestra oratoria y por aprender a contar nuestra historia de forma breve y sencilla para llevarla como un pequeño guion y que a cada oportunidad que tengamos sepamos cómo reaccionar y salir triunfantes.



Les comparto las siguientes recomendaciones:


1) Sonrisa: El elemento que no puede faltar es la sonrisa sincera y fresca, que se convertirá en la llave para entrar en cualquier conversación y la que los llevará a generar una buena impresión. Si están serios, los canales de comunicación no se abrirán fácilmente y será una barrera para conectar con los demás.


2) Storytelling: Practiquen su discurso corto en el que cuenten quiénes son, a qué se dedican, qué ofrecen y en qué se diferencian de los demás, sin prepotencia, con humildad, corazón y creatividad. Lo pueden elaborar previamente, practicarlo y contarlo a sus más cercanos para que poco a poco ya no sientan angustia y fluya mucho mejor. También pueden grabarse para que hagan un análisis y aprendan a trabajar su voz empezando por conocerla.


3) Acérquense: No se queden parados en un lugar, vayan en busca de las oportunidades, háganse notar, saluden con seguridad y esperen la oportunidad para presentarse y entregar su tarjeta de presentación. Traten de memorizar los nombres de las personas con las que hablan. 4) Conecten: Si detectan que una persona no va para su área profesional pero sí para la de algún conocido que también se encuentre presente, júntenlos y logren lazos en los que ambas partes puedan beneficiarse. 5) Saludo: El saludo deberá ser firme y de mano, no intenten saludar de beso y mantengan contacto visual durante su plática. Un error que cometemos es hablar con alguien y ver hacia otra dirección logrando que nuestro receptor pierda todo el interés. 6) Lenguaje Corporal: Cuiden lo que comunican con el cuerpo, recuerden que las posturas dicen mucho de nosotros y a veces, más de lo que quisiéramos, así que traten de llevar los brazos sueltos y relajados, caminen con soltura y eviten cruzar los brazos mientras estén hablando.

7) Cumplan: Si quedan en enviar un correo o contactar en determinado día a la persona con la que están hablando, háganlo. No lo digan por decir, recuerden que es muy importante que aunque no se logre un negocio o entrevista, ya cumplieron, le habrán dado continuidad y esa acción hablará muy bien de ustedes. 8) Salgan del cubículo de la oficina: Si trabajan en un lugar que esté diseñado para hacer networking, háganlo de vez en cuando para conocer a los demás. Algo que veo frecuentemente es que de nada sirve estar en esas famosas oficinas creadas para ese fin si las personas no conectan, no hablan y solamente permanecen en su lugar como en cualquier oficina tradicional. ¡Salgan y sáquenle provecho! Conectar, hacer amigos, encontrar oportunidades, contar y vender lo que somos y lo que hacemos no es nada difícil si empezamos por sonreír y por tener una gran disposición.

Samantha Goode


73 vistas
Todos los derechos reservados NEUROHIPERCUBO® 2020