Buscar
  • NEUROHIPERCUBO

Habilidades de alto valor

Actualizado: mar 16



¿Qué vas a estudiar?


La gran mayoría hemos pasado por ese momento, el instante en que debemos definir nuestro rumbo, el camino que andaremos en la selva de la vida y cómo lo haremos.

¡Qué difícil momento!

Todo nuestro mundo se encuentra encapsulado en una respuesta y con miedo e incertidumbre nos lanzamos a la aventura de lo que consideramos es la decisión correcta, nos invade el susto, la duda y la angustia, pero allí vamos, fluyendo como todo, sin detenernos y cuando queremos hacerlo pareciera demasiado tarde, lo cual es incorrecto, porque siempre hay oportunidad para mejorar, iniciar de nuevo y empezar a hacer lo que queremos de verdad, utilizando nuestras habilidades más poderosas.


No olvidemos que la creación de la escuela durante la Revolución Industrial fue para tener a los obreros controlados y que dejaran de lado sus ideas revolucionarias. Era el lugar perfecto para formar a los futuros trabajadores de las fábricas y hoy ha cambiado porque ya no se piensa únicamente en las fábricas, sino en las necesidades de las empresas y del gobierno. Se enseña lo mismo a todos, no se estudia lo que se quiere sino lo que está impuesto, lo que son las bases académicas. Así hemos formado parte de las filas de miles de escuelas públicas o privadas, todos aprendiendo lo mismo y con pocas adecuaciones a las necesidades actuales.


Los niños y jóvenes hoy tienen la maravillosa posibilidad de la tecnología que se convierte en la llave mágica para poder salir de esas paredes y aprender todo lo que desearían, lo que preguntaron y quizá nunca nadie respondió, lo nuevo, lo que les apasione y lo que no esté estrictamente en un cuadrado, como en un salón de clases tradicional.


No solamente los jóvenes tienen esa posibilidad, la tenemos todos y es un hecho que las grandes empresas en el mundo ya están cambiando y se han dado cuenta de que exigir un título universitario no es garantía de nada. Lo que se valora es la actitud y las habilidades de las personas, es allí a donde debemos mirar. Identificar cuáles son nuestras habilidades de alto poder, es decir, las que podrían generarnos grandes ingresos, ya sea porque pocas personas lo hagan, porque seamos los mejores, porque hagamos algo completamente diferente y que guste, porque seamos líderes y generemos contenido o servicios que las personas o instituciones serían capaces de pagar o porque lo que demos lo valga y sea necesitado o deseado.


Está muy bien ir a la escuela, hacer amigos, aprender a trabajar en equipo, aprender lo básico, tener disciplina, reír y conectar con las personas, pero no es garantía de que por estudiar en alguna determinada institución seremos mejores, tampoco tener un título no hace superiores a los que no lo tienen, lo que quiero decir es que si ya pasó nuestra pregunta, sigamos capacitándonos en lo que no aprendimos en el colegio y si apenas están en el momento de decidirse, vean más allá de los límites de una caja, diseñen su estrategia, vayan por lo que les apasione, véanse como lo que son, como una valiosa oportunidad para cambiar el mundo y su visión.


Si eligen ser un contador, doctor, abogado o maestro, está bien, pero agreguen aquello que los haga ser diferentes, innoven, sean creativos, conviértanse en los mejores, logren que cualquiera quisiera tenerlos cerca sin importar lo que tengan que pagar por sus servicios, cotícense, pero primero conviértanse en una persona, con habilidades de gran valor. Si quieren ser bloggers, gamers, tiktokers, también conviértanse en los más deseados, en los que podrían ganar el dinero que quisieran porque han dado en el clavo, han encontrado su habilidad y a la gente le ha gustado, los sigue y los reclama. Para que cuando alguien vaya con ustedes no cuestiona lo que cuesten. En ese momento se habrán convertido en personas con habilidades de gran poder.


Lo más demandado hoy está en las habilidades blandas, como hablar en público, innovación e inteligencia emocional.


Vayamos hacia allá, jóvenes y adultos cambiando el chip para crearnos un futuro y una vida de alto valor.


Samantha Goode

Consultora de imagen verbal y no verbal

257 vistas
Todos los derechos reservados NEUROHIPERCUBO® 2020