Buscar
  • NEUROHIPERCUBO

La nueva normalidad



"Es tiempo de desplazar lo innecesario para darle la bienvenida a lo esencial." -Samantha Goode

La gran mayoría de las personas en el mundo hemos experimentado sensaciones que no conocíamos, nos hemos comprendido mejor y lo que sucede en nuestro entorno desde otra perspectiva porque le hemos dado el valor a lo que realmente importa, nos hemos vuelta más responsables con la higiene, nuestros consumos, nuestra salud, nuestro cuerpo, la naturaleza y con la manera en que nos relacionamos con los demás.


Hemos olvidado el reloj y su constante recordatorio del tiempo, nos hemos familiarizado con la sensación del piso debajo de nuestros pies, hemos conocido a nuestra propia familia y hemos desarrollado habilidades que allí estaban pero que necesitaban de un impulso y aunque no es la situación ideal el tener que sufrir como humanidad esta dolorosa experiencia, es verdad que también nos ha llevado a redescubrirnos en muchos sentidos. Al principio, no imaginábamos el alcance, pero tampoco sabíamos que éramos capaces de reinventarnos y ahora que ya estamos muy cerca del regreso a la llamada nueva normalidad es que me parece necesario analizar los cambios que habremos de adoptar para volver a las oficinas, escuelas, plazas, restaurantes, cines y en sí, a todo lo que durante estos meses se mantuvo en silencio, a las calles, a los parques, a las risas, a las reuniones y a las celebraciones.


Para empezar, tendremos que salir con un cubrebocas que nos impide vernos, saber si estamos sonriendo o no, pero que es necesario para mantenernos saludables y para proteger a los demás. Así que, lo que podemos hacer es eliminar las caras largas y sonreír, que nuestros ojos se expresen al igual que nuestro cuerpo, saludar moviendo la mano o con algún ademán. En nosotros está el hacer más llevadero el proceso y al hacerlo marcaremos la diferencia y mostraremos el camino.



La industria de la moda también está reinventándose y llegará con propuestas para que combinen los cubrebocas con nuestro outfit, las marcas deportivas diseñarán los propios, pero pensados específicamente para entrenamiento. Ya no llenaremos las plazas, considero que seremos consumidores más sensatos, disfrutaremos de los espacios al aire libre, volveremos al inicio, regresaremos a lo básico y eso no está mal.


Los gimnasios también se renovarán y quienes se verán favorecidos por esta situación, serán los entrenadores que realicen actividades al aire libre. Por otro lado, muchas personas hemos invertido en aparatos para ejercitarnos en casa, as que, la tarea de los gimnasios para volver a enamorar a sus clientes tendrá que ser estratégica.


La industria del cine ya está trabajando en las posibilidades y en lo personal, no me guste la idea de ver cine únicamente en mi casa por medio de plataformas digitales, porque ir al cine no era solamente por ver una película, era por toda la experiencia, por la convivencia, por las clásicas citas para ir en pareja, amigos o familia, por los recuerdos del primer beso o de la primera cita, no obstante, la realidad es que de alguna manera tendrá esta maravillosa industria que ofrecer un servicio de forma digital, por lo menos, durante un tiempo.


Los restaurantes, los hoteles, las escuelas y las oficinas también tienen una gran tarea para lograr que las personas decidamos salir para reactivar la economía siempre y cuando estas industrias sepan transmitir un mensaje de seguridad y de altos estándares de higiene sin olvidar la parte fundamental del excelente servicio al cliente.


Hoy, la gran mayoría extrañamos todo lo que se nos cerró de la noche a la mañana, deseamos caminar por las playas, sentir el agua del mar en nuestros pies, compartir tardes con amigos en alguna terraza, planear un viaje, volver a volar, los pasteles de oficina y las calles llenas de voces. Aunque algunos otros dicen que la ciudad se ve mejor así, sin personas, para mí, la ciudad no son los edificios, somos nosotros, los que le damos vida a cada lugar, las voces, la música, el arte y la convivencia.


Cambiaremos, ya lo estamos haciendo, pero no lo hagamos desde la negatividad, hagámoslo desde el optimismo, la acción y las sonrisas, porque si lo hacemos, contagiaremos a los demás y saldremos adelante como sociedad que ríe, ama, crea, inventa y siente en las calles de un país hermoso, resiliente y poderoso, llamado México.



Samantha Goode

Consultora en comunicación e imagen

@samantha_goode_mx

338 vistas
Todos los derechos reservados NEUROHIPERCUBO® 2020