Buscar
  • NEUROHIPERCUBO

Las creencias falsas producen realidades verdaderas



Las creencias son poderosos motivadores o inhibidores en el ser humano, nos pueden bloquear completamente aun gozando de competencias, habilidades, etc. Pero también, pueden poner en marcha lo mejor que hay en ti aun sin conocimiento y/o habilidades específicas para enfrentar una tarea y llevarla a buen término.


Son tan inmensamente poderosas


¡Las creencias falsas producen realidades verdaderas!

Ellas definen nuestros ¿Para qué? identificarlas por lo tanto es imprescindible. Saber que detona nuestra creatividad, el uso de nuestra inteligencia de manera proactiva, el aprendizaje, sentimientos y pensamientos se vuelve un “must” en nuestra vida. Saber que nos pone en posición de “arranque” o de “frenado”


¿Pero, cómo hacerlo?  


Te has preguntado que hay en la cabeza de los que a veces llamamos “triunfadores”, ¿Qué pensarán? ¿Qué sentirán? ¿Si ven imágenes, escuchan voces o sienten en su piel algo que detone su fuerza y poder interno? 


Michael Jordan, un famoso jugador de baloncesto, tenía la capacidad de visualizar, al igual que Einstein o Mozart. Ellos veían imágenes claras y nítidas en su mente. Mozart vislumbraba su música como una escultura y de ahí surgía su creación; Einstein descubrió la teoría de la relatividad cuando se imaginó montado en un rayo de luz; Jordan, antes de entrar a un partido se veía a si mismo encestando, haciendo pases… “después era muy simple repetir lo que el cerebro ya había probado” decía Michael. 



Seguramente ellos no entraron en un bucle interminable de negativas, imposibilidades, derrotas previas a la lucha. Ellos, como tantas mujeres en el mundo, intuitiva o lógicamente,sabían que las creencias hay que identificarlas primero, si son positivas nos apoyamos, las aprovechamos, las explotamos. Si son negativas las podemos cambiar. 


Para identificar una creencia, positiva o negativa, necesitamos primero representar nuestro objetivo, aquello que deseamos o necesitamos alcanzar, a esto le llamamos “Estado deseado”, pues como dice Robert Dilts “Una vez que la persona tenga claro el objetivo, el cerebro organizará el comportamiento inconsciente de manera que pueda alcanzarlo, recibiendo señales autocorrectivas que le encauzarán al objetivo”.


Para ello tenemos una fórmula para el cambio y hemos de poner especial atención en los recursos, ya que en ellos podemos encontrar las “interferencias” y entre ellas las creencias limitantes.


Estado presente + Recursos= Estado deseado


En cuanto a las interferencias existen tres posibilidades.


La primera es el poder identificar si realmente deseamos ese cambio ese “estado deseado”, pues muchas veces ocurre que inconscientemente bloqueamos o utilizamos creencias limitantes o falsas para no generar ese movimiento interno. 


Una segunda posibilidad, es que no hemos visualizado, imaginado o creado una representación de cómo nos comportaríamos si modificáramos algo para llegar a nuestro objetivo y meta, esta acción nos da importantes recursos, habilidades, competencias personales que hemos de aprovechar o bien,desarrollarlas de ser necesario.



Por último, y la tercera posibilidad,se refiere a darnos la oportunidad de aprovechar las habilidades, conocimientos o nuevas competencias para poder generar el cambio personal.  


Es importante destinar tiempo, espacio y una mente maravillosamente abierta a las distintas opciones de crecimiento personal que se nos presentarán. 


Por eso, hemos de cuidar también nuestra congruencia personal. Es decir, que entre lo que digo, pienso, siento y hago exista una alineación total. No me podría imaginar a Messi entrenando horas y horas en su día y no cuidar su alimentación o lo que siente respecto al fútbol. No podría pensar en una niña como Malala con pensamientos y creencias que no le hubieran permitido perseguir su sueño de proveer de educación a todas las niñas de Pakistán o a todas aquellas que han sufrido por la guerra, la pobreza o la discriminación.


Por ello, empieza por identificar con un diálogo interior potente aquellas creencias que te detienen, que no permiten que avances. Una vez que lo hayas hecho ¡cámbialas! Disfruta el descubrir las infinitas posibilidades que están frente a ti y que te llenarán de un poder personal único, propio, creativo, disruptivo y tremendamente ético, pues nuestra mente siempre busca darnos las mejores opciones si la alimentamos con los pensamientos y valores que nos empoderan.


Y no olvides preguntarte ¿Para qué? Esa pregunta simple pero poderosa, sin duda, te dará respuestas llenas de ese conocimiento interno, que está esperando a ser descubierto. 


Mayte Miravete

272 vistas
Todos los derechos reservados NEUROHIPERCUBO® 2020