Buscar
  • NEUROHIPERCUBO

"No uses dinero" Así elimina Bankia el dolor



Veo la televisión unos 15 minutos al día. No veo ni series ni telediarios, lo mío es hacer zapping para ver anuncios. Sí, para ver anuncios, ¡me encanta analizarlos! Y hace un tiempo, vi un anuncio de Bankia (da click en la imagen para verlo), un banco español, que me impresionó mucho: “NO USES DINERO”. (¿Cómo? ¿Qué no use dinero? ¿Te pago con gratitud y sonrisas?) 


El anuncio en si ha dado de que hablar. Ha creado controversia por “fomentar la desaparición del dinero físico”, y por otra parte, ha conectado con su público, gracias a la estética noventera y a la canción. (Muchos de nosotros no podemos dejar de cantarla). Pero lo que más me sorprende del anuncio, es como Bankia reduce el dolor que podemos sentir al pagar. Vamos a analizarlo paso a paso.


Empezamos por el principio, ¿Pagar duele?


Sí, pagar duele. ¿Siempre? No, no siempre. Depende de muchos factores, pero estudios de neuromarketing han revelado que al pagar, puede activarse el centro del dolor del cerebro. El dolor no es proporcional al precio, también está en juego lo justo o injusto que percibamos el trato. Uno puede pagar 6€ por un café en Starbucks y no sentir dolor, y pagar 2€ por un café en el bar de tu pueblo y gritar “¡Ay Dios mío!”



Bien, aclarado esto: ¿Cómo reduce Bankia ese dolor? Lo hace de dos formas:


1. Pagar con tarjeta duele menos que pagar en efectivo:

Según Roger Loewenstein, la tarjeta de crédito elimina en gran parte el dolor que sentimos al pagar. Y quien dice pagar con tarjeta de crédito, dice con la huella, con transferencia…¡Incluso con la cara!


Pensemos que, al pagar con dinero en efectivo, no sólo pagamos de forma conceptual, si no que pagamos también con nuestros sentidos. El dinero físico tiene un tacto, un tamaño, un peso, color y forma determinados, y al pagar, todos esos atributos cambian. Imaginad que pagamos con un billete de 50€ y nos devuelven un billete de 10€, un billete de 5€, dos monedas de 1€ y una moneda de 20 cent.


Esto no ocurre cuando pagamos con tarjeta. Al dar la tarjeta, nos la devuelven igual. Incluso muchas veces, pagamos con el móvil, por lo que ni siquiera existe un objeto específico para pagar, del que nos tengamos que desprender momentáneamente. Esto desasocia el dolor de compra, da la sensación (al menos hasta que llegas a casa y miras tu cuenta) de que no hemos usado dinero.


2. Bankia hace que sea fácil, que no moleste

Si pagar ya duele, imagínate que moleste. ¿Cuantas veces habéis ido al súper y habéis dicho: “¿tengo que hacer cola para pagar?”


Es muy importante hacer que pagar no sea molesto. Por ejemplo: En la Apple Store pagas con el lector de huella, en Amazon sólo tienes que dar tus datos una vez, hay Ecomerce con saldo de prepago, la tienda Amazon Go, etc.


El anuncio deja muy claro lo fácil que es pagar si eres de Bankia. De hecho, el anuncio acaba con un “Porque sólo en Bankia puedes pagar con todas las plataformas digitales, de forma fácil y segura”.



Para mi, Bankia creó la controversia justa para que hablasen del anuncio y fomentar los nuevos métodos de pago que eliminen parte de ese dolor. Si quieres saber más sobre el dolor de compra y cómo reducirlo, te invito a que veas el ultimo vídeo que publiqué en Youtube (da click en la imagen).


Neus Diez

73 vistas
Todos los derechos reservados NEUROHIPERCUBO® 2020