Buscar
  • NEUROHIPERCUBO

Nuevas habilidades para el curriculum

Actualizado: 22 de nov de 2019



¡Hola! Aquí estoy nuevamente, y hoy vamos a hablar de uno de los temas sobre el cuál más me consultan que es sobre las habilidades. Si bien, muchos ya han estudiado en sus primeros años de carrera universitaria las diferencias entre habilidades duras y blandas (soft skills-hard skills); en el momento en el cuál estamos redactando nuestro curriculum, tenemos un blanco y nos quedamos sin poder definir por lo menos cinco habilidades que nos describan para una postulación.


Hace un par de meses participé en ExpoNegocios 2019 y uno de los disertantes, expresó que las cinco habilidades más valoradas según una encuesta realizada por LinkedIn son:


1. Creatividad

2. Persuasión

3. Colaboración

4. Adaptabilidad

5. Gestión del tiempo


La pregunta ahora es: ¿Cuántas de estas habilidades tengo realmente y puedo sostenerlas no solo en un papel, sino en mi gestión diaria y en la propia entrevista laboral?.


Pues bien, debemos partir de la base que es poder escribir en nuestro currículum todo aquello que realmente nos represente, lo que de verdad somos. Quizás estamos tentados a colocar una de estas habilidades porque una encuesta dice, que son las más valoradas por las Empresas, pero qué ocurre si asisto a una entrevista y me preguntan cómo aplico esa habilidad en mi gestión diaria? O cuál es la razón  por la cual en mi curriculum digo que esa es una habilidad que me pertenece?.Eso también es ética profesional.Poder escribir con autenticidad aquello que sí somos, y no escribir aquello que nos falta o de lo cual carecemos.


Las habilidades blandas son todas aquellas relacionadas a nuestra parte humana, las que pueden diferenciarnos de otras personas, las que pueden hacernos únicos en nuestro trabajo. Las hard skills son aquellas que hemos aprendido a lo largo de los años, ya sea en la Universidad, o también por nuestra experiencia laboral. Y es muy válido también tener hard skills para colocar en el curriculum y que podamos decir cuán buenos somos y en qué áreas de nuestras profesiones.


En relación a las soft skills que es el tema de hoy, existe una gran variedad. Puedes preguntarte en qué aspectos profesionales te sientes como pez en el agua o puedes gestionarlos con más naturalidad que otras personas. Cuáles son esas cosas que puedes hacer, sin que te generen estrés, o un esfuerzo extra, pero que suman cuando uno habla de trabajo.


¿Cuáles son las habilidades blandas de una persona? En el caso de las habilidades blandas, podemos citar algunas:


-Trabajo en equipo.

-Liderazgo.

-Comunicación.

-Flexibilidad.

-Paciencia.

-Persuasión.

-Gestión del tiempo.

-Motivación.

-Visión corporativa.

-Proactividad.

-Capacidad para tomar decisiones y resolver problemas.

-Capacidad para planificar, organizar y priorizar el trabajo.

-Actitud positiva.


Las habilidades no son dones, y no son virtudes, y ese es uno de los problemas que se presentan más a menudo cuándo queremos escribir cuáles son nuestras habilidades. En ocasiones terminamos nombrando virtudes o dones, que no necesariamente tienen que ver con una gestión profesional o que no deberían ser actualmente algo destacable en nuestro curriculum. No es que la honestidad, esté devaluada actualmente. La pregunta es, ¿no debería ser honesto por naturalidad? No es algo que ni siquiera debería mencionar. Es de suponer que si una empresa tiene intención de contratarme, la honestidad debe darse por sentada. Es algo que, en las últimas tendencias ya no deberíamos colocar entre nuestras soft skills.


También he leído bastante sobre cómo van cambiando las habilidades con el paso del tiempo. Quizás hace unos años las habilidades más valoradas eran otras, porque el tipo de empresas y el tipo de liderazgo era diferente. Hoy hay encuestas, estudios que indican cuáles son las actuales o las tendencias de contratación.


Y con el paso del tiempo también habrá otras. En la medida que la tecnología reemplace muchas de las tareas realizadas por el hombre, esas habilidades para una contratación laboral, también irán cambiando. Serán otras las valoradas. Hoy leí algunas que me gustaron, pero que al mismo tiempo me hacen pensar si forman parte de mi perfil y si puedo expresarlas en una entrevista, con la coherencia de saber que me pertenecen.




Gestión del Cambio: es una habilidad sumamente importante, especialmente porque estamos en la era digital, donde todo cambia exponencialmente, en comparación a los cambios que se registraron en otras décadas y en otras eras. Por lo tanto, ser flexibles, poder manejar la adaptabilidad al cambio será casi un bien preciado.

Inteligencia Emocional: la persona, por lo tanto, es inteligente (hábil) para el manejo de los sentimientos. Para Goleman (el gran líder de la inteligencia emocional) dice que la inteligencia emocional implica cinco capacidades básicas: descubrir las emociones y sentimientos propios, reconocerlos, manejarlos, crear una motivación propia y gestionar las relaciones personales.

Pensamiento Computacional: se define como el proceso por el cual un individuo, a través de habilidades propias de la computación y del pensamiento crítico, del pensamiento lateral y otros más, logra hacerle frente a problemas de distinta índole. El pensamiento computacional es un proceso mental utilizado para formular problemas cuyas soluciones pueden ser llevadas a cabo por un ordenador.

Multiculturalidad: que es la aceptación de las diferencias culturales para poder adaptarse a un espacio de trabajo.  Abarca todas las diferencias que se enmarcan dentro de la cultura, ya sea, religiosa, lingüística, racial, étnica o de género. Esta habilidad podría ser muy valorada en una multinacional o en una empresa que tiene posibilidades de crecimiento y sucursales en otras partes del mundo en las cuáles puedas desempeñarte o con quiénes tengas que relacionarte a diario. Es una palabra muy fuerte para poder colocarla dentro de un curriculum porque implica una apertura mental muy interesante.

SenseMaking pone su foco de atención en el ser humano, en cómo la gente percibe y entiende el mundo a su alrededor y, partiendo de esta base, desarrolla una estrategia de negocio. Es la capacidad de tomar decisiones razonables, coherentes, en situaciones adversas, o de mucho estrés que pueden surgir imprevistamente.

Visión Corporativa: Si bien no es del futuro, creo que cada vez será más valorada porque hoy en día ya no es posible concebir la contratación de una persona que trabaje de manera individual y aislada. Está asociada a poder trabajar en equipo, al relacionamiento con los otros, pero sobre todo a poder entender cuál es el fin de la Empresa y sentir empatía con todas las áreas que trabajan en la misma. No es solo estar en el lugar del otro. Es estar en el lugar de la empresa. Entender cuál es la propia función y cuál es el valor y lugar que ocupa dentro de la organización. Existen varias otras habilidades blandas que ya se están proyectando en un futuro no muy lejano.

Pero con estas que he compartido creo que nos dan un espacio para poder analizarlas, e investigar por qué no? Sobre cómo podríamos desarrollarlas en caso de no tenerlas, qué libros, textos o contenidos debería leer. A qué líderes que las tengan podría seguir. O cómo puedo desarrollar las mismas en mis hijos, si quiero que estén preparados para un futuro no tan lejano. Pues bien, debemos partir de la base que es poder escribir en nuestro currículum todo aquello que realmente nos represente, lo que de verdad somos. Quizás estamos tentados a colocar una de estas habilidades porque una encuesta dice, que son las más valoradas por las Empresas, pero qué ocurre si asisto a una entrevista y me preguntan cómo aplico esa habilidad en mi gestión diaria? O cuál es la razón  por la cual en mi curriculum digo que esa es una habilidad que me pertenece?. Eso también es ética profesional.Poder escribir con autenticidad aquello que sí somos, y no escribir aquello que nos falta o de lo cual carecemos.

Por mi parte compartiré más información que me parece válida en el momento de diseñar o rediseñar el currículum vitae. Y recordemos que el currículum u hoja de vida, no solamente es necesario cuando estás en una búsqueda laboral. Si eres un emprendedor, si eres un freelancer, quienes te contraten, necesitan saber quién eres, cuánto sabes o como te has formado.

Hasta el próximo artículo. "All the Best"

Laura Méndez



111 vistas
Todos los derechos reservados NEUROHIPERCUBO® 2020