Buscar
  • NEUROHIPERCUBO

¿Por qué es tan importante cuidar la imagen que proyectamos?


Pensando en la inmensa variedad de temas que quisiera platicarles en referencia a Imagen Personal, lo primero que me viene a la mente en estos momentos es que, antes que nada, debo explicarles ¿por qué es tan importante atender la imagen que proyectamos?

Y es que de entrada, pudiera aparentar ser algo muy superficial: “utilizar las prendas correctas, el peinado, los zapatos y complementos adecuados, etcétera, etcétera”; la realidad es que atañe a un tópico mucho más profundo, se trata de buscar dentro de nosotros mismos, para darnos la oportunidad de conocernos y aceptarnos, llevar al máximo nuestras fortalezas y, entonces así, proyectar meramente nuestra esencia, no imitar estereotipos, ni ser lo que los demás esperan que seamos, si no ser fiel y auténticamente nosotros.

La imagen no tiene que ser buena o mala, simplemente tiene que ser lo que es, es decir, tiene que comunicar el mensaje que queremos que los demás perciban, porque la imagen es percepción y es comunicación. Así es, “comunicación”, porque, ya sea de manera intencional o no, todo a nuestro alrededor comunica algo, los colores, las formas, y en nuestra persona, bueno ¡hasta el perfume que llevamos, comunica algo!

No podemos proyectar una imagen “neutral” ni aún permaneciendo en silencio, ni aún parapetados tras mil barreras, nuestra imagen hablará de todos modos contando quiénes somos y qué hacemos, así que mejor comuniquémoslo de manera congruente con nuestra esencia.



Esa imagen que todos los seres humanos proyectamos frente a los demás:


  • Comienza a formarse a partir de nuestro aspecto físico, integrado por la vestimenta y los complementos que usamos, el peinado que llevamos y la higiene que mantenemos.

  • Se fortalece con todo aquello que dejamos ver de nosotros: el lenguaje gestual y la comunicación corporal, en dónde intervienen nuestros gestos, miradas, movimientos del cuerpo, la forma de caminar, incluso la manera en que nos paramos; y

  • Se consolida con lo que los demás perciben de nuestra forma de actuar, que se constituye de la comunicación verbal, combinada con nuestro comportamiento y actitud.

Todos estos elementos deben ser congruentes con nuestra esencia, y es precisamente aquí dónde radica la importancia de atender, cuidar y procurar nuestra imagen personal: Se trata de comenzar por conocer nuestro mundo interno (imagen interna) para luego ocuparnos de cuidar, embellecer y potenciar nuestro aspecto exterior (imagen externa), así una vez que logremos conectar ambos, nuestra imagen integral pueda reflejar con fidelidad lo que somos, y entonces transmitir un mensaje coherente y auténtico, para después salir y compartir con el mundo, ¡la mejor versión de nosotros!


Paulina Loya



265 vistas
Todos los derechos reservados NEUROHIPERCUBO® 2020