Buscar
  • NEUROHIPERCUBO

¿Vivimos en tiempos interesantes?



Existe una bendición que si no mal recuerdo es china:  “que vivas en tiempos interesantes”, aunque originalmente se formuló como una maldición ya que juega con la ironía que, los tiempos “no interesantes” son tiempos de tranquilidad; me quedo con el lado bueno de la frase. Kennedy la utilizo en su tiempo y sin duda, no imaginaba lo interesante que se pondría el mundo en los 50 años que le siguieron.


Como miembro de la generación X y con mis 46 años, me ha tocado vivir tiempos interesantes, en los que la tecnología ha llevado a todos los campos de la humanidad a niveles que eran difíciles de imaginar para mis abuelos (o sus bisabuelos), y fui afortunado al ver como las cosas cambiaban con una velocidad mucho mas lenta a lo que hoy vemos, los adelantos tecnológicos podían ser “disfrutados” un poco mas de tiempo antes que lo que tuviéramos fuera “la versión anterior”, pero esos tiempos quedaron atrás y el día de hoy sabemos que es prácticamente imposible estar al día 100% con la tecnología.


Siguiendo en esa línea; hace algunos años, salió en la película “Contacto” de Jodie Foster la pregunta “¿la tecnología nos ha hecho mejores como sociedad?” y en lo personal, tengo sentimientos encontrados al respecto. Hoy estamos llenos de cosas que ocupan nuestro tiempo, el mundo nunca fue tan grande y tan a la mano al mismo tiempo.


Estamos en un tiempo en que la revolución de tecnología de información y biotecnología están cambiando al mundo a pasos agigantados.

“Los humanos han sido mucho mejores para inventar herramientas que para usarlas sabiamente” - Yuval Harari .

Los últimos 20 años hemos inventado un sin fin de cosas que usamos todo el día y de alguna manera, llenan nuestros espacios, tiempo y mente.


Hoy, para bien y mal, no estamos acostumbrados a estar en silencio “tenemos miedo a estar con nosotros mismos” -Sai Baba, tenemos la "necesidad" de llenar nuestro tiempo con series, Facebook, Instagram, etc y dedicamos poco tiempo a nosotros, a lo que somos, a preguntarnos por que hacemos lo que hacemos, por que somos quienes somos, que no es lo mismo que ser lo que hacemos, lo que estudiamos, lo que tenemos.



Sin embargo; en medio de todo esto, se puede ver un despertar de una gran parte de la sociedad que se ha puesto en búsqueda de lo espiritual, lo esotérico, lo metafísico. Frases como “no soy religioso, pero si espiritual” se oyen como “punch lines” en muchos lados y en lo personal he tenido mi parte de aprendizaje en el tema. Hemos ido adaptando lo mucho o poco que sabemos o nos gusta del tema a lo que nos acomoda a nuestra forma de vida.


Hace unos meses, tuve la fortuna de encontrarme con Hervey y su empresa de Neurobranding y pensé lo interesante y retador que es el saber como funciona nuestro cerebro, como procesamos la información que llega a nosotros, como estamos “cableados” y de qué manera, relacionamos, procesamos y clasificamos lo que estamos viviendo. No hay segundo en el cual nuestro cerebro no participe en nuestra vida, es la herramienta mas importante que tenemos para ser lo que somos y, sin embargo, sabemos muy poco de cómo funciona en general y menos en lo particular.


Hoy gracias a la tecnología y a empresas como NEUROHIPERCUBO, tenemos la apertura para saber y entender mucho mejor que tenemos en la cabeza (literalmente)… eso es interesante.


Partiendo de la base que, los pensamientos son inevitables, es interesante saber de donde y como vienen, y cómo están influenciados en una gran medida por como estamos hechos físicamente, que nivel de cuidado hemos puesto en nosotros y como hemos desarrollado nuestras habilidades cognitivas y esto, es parte de nuestro reto espiritual, nacemos con ciertas herramientas y entornos para crecer.


No podemos evitar lo que pensamos; eso es un hecho. Sin embargo, si podemos escoger y tomar decisiones respecto a cada pensamiento que tenemos… ahora sabemos igualmente que existen maneras mediante hábitos saludables, lo que leemos y vemos, lo que comemos, neuroplastía, vitaminas, etc, de cambiar y mejorar la manera en que nuestro cerebro procesa las cosas y como funciona. A final de cuentas, hoy el cerebro puede ser considerado un musculo mas del cuerpo en el sentido que ¿quién no ha escuchado: “tus pensamientos crean tu realidad”? sin embargo, hemos prestado poca atención a la herramienta donde se generan, procesa y se ejecutan esos pensamientos, quizá por que, hasta el día de hoy, lo veíamos como fuera de nuestro alcance.


Queremos vernos bien, traer la ropa de moda, ser populares y sin embargo, no pensamos usualmente ¿cómo hago que mi cerebro produzca algo bueno”? ¿cómo hacemos que lo que se ve afuera realmente provenga del interior? No tengo nada en contra de ser populares y vestir bien, de vernos bien, todo lo contrario y pienso que debemos ser lo mas integrales posible, pero es una pregunta constante en mi cabeza optimista el como lograr coherencia en todos sentidos y como trasmitir eso en una foto o ahora en una columna.



Mediante distintas corrientes o técnicas como la “ley de la atracción, Theta healing, terapias psicológicas / psiquiátricas, medicina alternativa, etc, lidiamos con el estatus de nuestras vidas y hoy la tecnología nos da una nueva herramienta que finalmente esta al alcance de la gente, no con la intensión de arreglar “el efecto, sino entendiendo una de las herramientas en el lado de “la causa, como funciona nuestra herramienta con la que procesamos el 100% de lo que vivimos.


Al inicio de mi vida como fotógrafo, encontrar el segmento para clasificar mis fotos no me fue sencillo, simplemente sacaba fotos a lo que me gustaba, lo que me hacia click en mi cabeza. Al final NEUROHIPERCUBO definió como lifestyle o estilo de vida como lo mas representativo de mi filosofía y mis fotografías, pensando que la intensión de ellas es ser y tomar la parte amable, padre, buena, clara de la vida y lo que me toca ver cuando tengo una cámara en las manos.


Aun sacándolas con esa consciencia, me he topado que al igual que la realidad, la interpretación depende del observador y regreso a lo que comentaba anteriormente, ¿por qué algunos ven una cosa y otros ven o sienten otra completamente distinta al ver la misma foto? He tenido comentarios buenos, malos y algunos sorprendentes al decirme cosas que ni siquiera había pensado o incluso visto al ver alguna de mis fotos y esa es finalmente la intensión de cada una de ellas, transmitir o mostrar lo bueno, pero igual dar pie a la interpretación de algo que, aun no siendo necesariamente extraordinario, la foto te da la oportunidad de tomar una pausa y dejarte pensar y sentir un segundo.


Esto me lleva a preguntarte, ¿alguna vez te has cuestionado, por que estoy pensando estas tonterías? o “¿de donde me vino esa súper idea?” Hoy tenemos disponibles las herramientas para mejorar la calidad de nuestros pensamientos, para entender de donde vienen, como funcionan nuestras funciones cognitivas para procesarlos y finalmente, entender por que pensamos lo que pensamos y eso es interesante Con lo anterior, de alguna manera podemos definir como podemos pensar lo que realmente queremos pensar… y finalmente, ser lo que queremos ser.


Tenemos la tecnología al alcance de nuestras manos y hoy en el mundo no existe nada que no este a un click de distancia, vivimos en tiempos interesantes sin duda. Hoy tenemos una variedad de opciones en todos los campos para “unificar” lo que somos en mente, cuerpo y espíritu como en ningún tiempo en la historia.


Tenemos las herramientas y los medios para hacerlo, la única pregunta que me queda hacerte es ¿las usaras sabiamente?


Gerardo López Portillo

254 vistas
Todos los derechos reservados NEUROHIPERCUBO® 2020